Alimentarse correctamente tras una cirugía

Pasar por el quirófano, por razones estéticas o por una emergencia de salud, es complicado siempre. Una intervención de este tipo demanda recuperaciones que varían de tiempo dependiendo del tipo de operación a la que nos hayamos sometido.

Todo el que pasa por las manos de un cirujano tiene el mismo deseo: salir de la inactividad que implica recuperarse de la operación. Es aquí donde entra en juego una dieta posoperatoria.

Ventajas

Alimentarse bien y siguiendo las instrucciones del médico en este tema traerá beneficios que nos sacarán más rápido del reposo. Las ventajas son:

  • Compensa la pérdida de sangre en la intervención quirúrgica.
  • Las incisiones que hayas recibido cicatrizarán más rápido.
  • Proporciona lo que el sistema inmunológico necesita para blindarse ante posibles infecciones.
  • Eleva los niveles de energía.
  • Aumenta la reparación de vasos sanguíneos, huesos, piel y músculos.

¿Qué alimentos son beneficiosos para recuperarse de una cirugía?

Hay alimentos que van a ayudarte a recuperar más rápido luego de ser intervenido en un quirófano. Algunos de estos son:

Fibra

Cualquier comida rica en esto te sacará del estreñimiento, que suele ser una secuela común tras el paso por una sala de operaciones. Debes comer entonces pan integral, frutas, verduras y cereales ricos en fibra.

También se aconseja alejarse de los alimentos procesados industrialmente, carnes rojas, productos lácteos o deshidratados.

Proteínas

Luego de una operación, el tejido muscular recibe más daño. Para repararlo es necesario que acudas con proteínas.

Si eres vegano o vegetariano, debes proveerte de la proteína que da el tofu o las almendras. Si eres más bien carnívoro, debes alejarte de las carnes rojas por su algo contenido graso. Sustituye eso por carnes magras como pollo, pescado y mariscos.

Vitamina A

Ingerirla te sanará los huesos y el sistema inmunológico. Esto lo vas a encontrar en zanahorias, col rozada, espinacas y otros alimentos con hojas verdes. Al ser soluble en grasa, la vitamina A se absorbe más rápido. A la ensalada puedes agregar un chorrito de aceite de oliva virgen

Vitamina C

Esta es harto conocida. Las frutas cítricas como naranja, toronja y limón la traen. Come este tipo de frutas o jugos y tendrás una buena fuente. 

Alimentos ricos en zinc

La calabaza y las semillas de sésamo son ricas en este mineral. El zinc juega un papel importante para activar el sistema inmunológico y cuando hemos pasado por quirófano, quedamos más expuestos.

Todo alimento rico en este mineral es bienvenido, porque además facilita la síntesis de proteínas, el crecimiento celular y ayuda a cicatrizar las incisiones que hayas recibido para operarte.

Sintetizar proteínas es lo que requieres para ganar energía perdida en la sala de operaciones, pues este alimento lo hemos de consumir para lograr recuperarnos de los efectos adversos que quedan por la intervención.

Agua

De esto nadie puede olvidarse. Cuando hemos sido operados, es necesario eliminar impurezas y estabilizar el metabolismo, además de reducir el dolor que queda de la intervención. El agua es la mejor aliada que tenemos aquí para lograr este paso.

Te puede interesar 👇 👇 👇 👇 👇 👇 👇 👇

Leave a Reply