Remedios caseros para el dengue

Remedios caseros para el dengue

Los médicos pueden diagnosticar la infección por dengue con un análisis de sangre. No existen medicamentos o antibióticos en particular para curar la misma, ya que es causada por un virus, pero se le recomienda descansar y beber muchos líquidos. Actualmente no hay vacuna para el dengue.

Muchas personas recurren a algunos remedios naturales para controlar esta temida enfermedad. Le ofrecemos algunos de los remedios caseros más efectivos que comparten los expertos en salud y los médicos.

Giloy

Giloy es una hierba muy importante  pues ayuda a mantener la tasa metabólica, fortalecer el sistema inmune y protege su cuerpo contra las infecciones, se recomienda hervir los tallos y servirlo como una bebida de hierbas. También puede agregar algunas hojas de Tulsi en la bebida.

Hojas de papaya

Ayuda a aumentar el recuento de plaquetas y reduce los síntomas de fiebre como dolor de cuerpo, escalofríos, sensación de malestar, cansancio fácil y náuseas. Puede aplastar las hojas y consumir o beber el jugo que ayuda a eliminar las toxinas.

Hojas de alholva

Estas hojas son conocidas por reducir la fiebre y actuar como un sedante para aliviar el dolor y promover un sueño más reparador para los pacientes. Puedes remojar las hojas en agua y luego beberlas o puedes obtener polvo de methi  y mezclarlo con agua y tenerlo.

Goldenseal

Goldenseal es una hierba cuya raíz seca se utiliza para hacer medicamentos. Tiene la capacidad de aclarar los síntomas del dengue muy rápidamente y eliminar el virus del cuerpo. Funciona como hojas de papaya. Lo usas de la misma manera que las hojas de papaya ya sea triturando y masticando o exprimiéndolo.

Cúrcuma

También se sabe que estimula el metabolismo y ayuda a acelerar el proceso de curación. Puedes consumir cúrcuma junto con leche.

Hojas de Tulsi y Pimienta Negra

Se recomienda  consumir una bebida hecha hirviendo hojas de Tulsi y agregarle alrededor de 2 gramos de pimienta negra. Esta bebida ayuda a construir su inmunidad y actúa como un elemento antibacteriano.

Prevención

El dengue no se propaga de persona a persona. Puede prevenir el riesgo de la enfermedad manteniendo el entorno limpio y usando ropa protectora. El mosquito generalmente ataca durante el día y algunos expertos dicen que los puntos favoritos están debajo del codo y debajo de la rodilla. En general, están activos entre el período de agosto a octubre y no se reproducen cuando baja la temperatura. Reduzca el hábitat del mosquito al eliminar el agua estancada alrededor de su casa.

Puede recurrir a los repelentes naturales como el aceite de eucalipto de limón, la lavanda, el aceite de neem y el aceite de canela para protegerse contra las picaduras de mosquitos. Hay una serie de plantas que tienen propiedades repelentes de mosquitos como matricaria, citronela, hierba gatera y lavanda. Colóquelos alrededor de su casa para mantener a los mosquitos alejados. Incluso las hierbas como el ajo, limoncillo, albahaca, menta, romero pueden ayudar.