Remedios caseros para el lupus

Remedios caseros para el lupus

El lupus es una enfermedad autoinmune crónica  en la cual el sistema inmune ataca los propios tejidos y órganos sanos del cuerpo. Causa altos niveles de inflamación persistente, que puede afectar negativamente a casi todas las partes del cuerpo: el corazón, las articulaciones, el cerebro, los riñones, los pulmones y las glándulas endocrinas, por ejemplo. También se llama SLE, que significa Lupus eritematoso sistémico.

Debido a que los síntomas del lupus son muy similares a muchos otros problemas de salud, como los trastornos de la tiroides, la enfermedad de Lyme y la fibromialgia, el lupus puede ser muy difícil de diagnosticar.

Mientras que algunas personas con lupus pueden llevar una vida muy normal y feliz, otros pacientes con lupus lidian con síntomas severos que a veces pueden ser debilitantes. El lupus tiende a causar períodos de “brotes” impredecibles, cuando los síntomas se ponen muy mal durante un período de tiempo, seguidos por períodos de remisión. Los signos y síntomas comunes del lupus incluyen fatiga, dolores de cabeza, dolor en las articulaciones, insomnio, problemas gastrointestinales y erupciones cutáneas.

Tratamiento de lupus natural

De acuerdo con la Lupus Foundation of America y el Lupus Research Institute (LRI), las personas recurren a diversas terapias naturales y medicinas alternativas para ayudar a controlar los síntomas. ¿Cuáles son los mejores para tratar el lupus? Bueno, al analizar la investigación del lupus, estos pueden incluir homeopatía y uso de hierbas, cuidado quiropráctico, medicina tradicional china (como acupuntura y tai chi), Ayurveda y yoga, naturopatía, terapia de masaje, meditación y oración / espiritualidad.

Dieta antiinflamatoria para sanar problemas intestinales

La investigación muestra que una dieta sana y no procesada es muy importante para controlar el lupus porque ayuda a controlar la inflamación derivada de la mala salud intestinal, reduce el riesgo de complicaciones como la enfermedad cardíaca, ayuda a desarrollar fuerza y ​​energía y reduce los efectos secundarios de los medicamentos.

Los mejores alimentos para el lupus incluyen:

  • Alimentos orgánicos no procesados: ayudan a reducir la exposición a aditivos sintéticos, toxinas o pesticidas en alimentos no orgánicos
  • Verduras crudas: promueven un cuerpo alcalino, reducen la inflamación y mejoran la digestión
  • Pescado silvestre proporciona grasas omega-3 para ayudar a reducir la inflamación y el riesgo de enfermedad cardíaca y dolor. Las fuentes incluyen salmón, sardinas, arenque, caballa, atún y fletán.
  • Alimentos con alto contenido de antioxidantes (verduras y frutas): incluyen verduras de hoja verde, ajo, cebollas, espárragos, aguacate y bayas. Estos alimentos son ricos en fibra, vitamina C, selenio, magnesio y potasio para ayudar a prevenir el daño de los radicales libres, reparar posibles daños en las articulaciones y disminuir la fatiga.
  • Caldo de huesos puede reducir los síntomas autoinmunes e inflamatorios que están asociados con el lupus. Consuma de ocho a 16 onzas de caldo de huesos diariamente como bebida o como parte de una sopa.

Ejercicio

Según un estudio publicado en el Journal of the Arthritis Health Professionals Association,  hacer ejercicio regularmente es importante para tratar el lupus por muchas razones. El ejercicio reduce el estrés, ayuda con la calidad del sueño, fortalece el corazón y los pulmones, fortalece los huesos, reduce el dolor articular, mejora la flexibilidad y el rango de movimiento y reduce el riesgo de complicaciones.

La investigación realizada por el Instituto Nacional de Ciencias Físicas y del Deporte en España ha encontrado que “el ejercicio físico es una herramienta útil para mejorar el estado cardiovascular, reducir las fatigas y la anormalidad metabólica y mejorar la calidad de vida en personas con lupus”. Esto significa que puede agregar tratamiento lúpico a la lista de beneficios de ejercicio.