Remedios caseros para la callosidad

pies con callos

1.  Sal de Epsom

Uno de los remedios caseros más fáciles para los callos en manos y pies es usar sal de Epsom. Le ayudará a mantener sus pies libres de infección y suavizar el área. Para obtener los mejores resultados, puede usarlo de la siguiente manera.

Agregue un puñado de sal de Epsom a una tina llena de agua caliente. Luego revuelve bien.
Sumerja los pies en la mezcla durante 10 minutos.
Luego, use una piedra pómez para aplicar el área afectada durante algunos minutos.
Lávese las manos y los pies con agua limpia para deshacerse de las células muertas de la piel.
Se sugiere seguir este remedio según sea necesario hasta que el callo se cure por completo.

 2. Vinagre de sidra de manzana

Uno de los otros remedios caseros eficaces para los callos es el vinagre de sidra de manzana. Este vinagre ayudará a impulsar el proceso de curación y suavizar la piel dura debido a su ácido natural. Para obtener el mejor resultado, puede usarlo de la siguiente manera.

Sumerja una bola de algodón en el vinagre y luego péguela con cinta adhesiva en las áreas afectadas antes de acostarse.
Manténgalo encendido durante la noche.
Exfolia la zona afectada a la mañana siguiente con una piedra pómez.
Aplique un poco de aceite de coco o aceite de oliva para mantener el área humectada.
Se recomienda seguirlo una vez por día hasta que desaparezca su callo.

 3.  Bicarbonato de sodio

Debido a un exfoliante natural, el bicarbonato de sodio es también uno de los excelentes remedios caseros para los callos. Además, los cristales en bicarbonato de sodio ayudarán a exfoliar la piel dura. Para obtener resultados instantáneos, puede usarlo de las siguientes maneras.

Llene agua tibia en una tina y luego agregue bicarbonato de sodio (tres cucharadas soperas). Revuelva bien y luego remoje sus manos y dedos de los pies por unos 10 minutos. Enjuague el área con una piedra pómez.
Otra opción es hacer una pasta mezclando 3 partes de bicarbonato de sodio y 1 parte de agua. Enjuague la pasta y frote suavemente con una piedra pómez para eliminar la piel muerta.
Es mejor que haga cualquiera de estos remedios una vez al día hasta que sus callos luzcan sanos nuevamente.

Aprenda también: 20 remedios caseros naturales para pieles secas en cara, manos y piernas

 4. Aspirina

La aspirina es también uno de los mejores remedios caseros para los callos. Para ver buenos resultados, puede usarlo de la siguiente manera.

Aplastar alrededor de 6 tabletas de aspirina en forma de polvo.
Agregue el jugo de limón (media cucharadita) y el agua (una cuarta cucharadita) al polvo y luego mezcle bien.
Aplique esta mezcla al área problemática y use una bolsa de plástico para cubrirla.
Envuelva la zona afectada con una toalla tibia durante aproximadamente 10 minutos.
Retire las cubiertas y luego enjuague el área afectada con agua tibia.
Usa una piedra pómez para raspar las células muertas de la piel.
Debe seguir una vez al día durante unos días.

 5.  Pan y vinagre

Otro remedio casero muy efectivo para los callos en manos y pies es la pasta de vinagre y pan destilado. Esta pasta ayuda a reducir el riesgo de infección y suaviza la piel callosa. Se usan de la siguiente manera.

Sumerja el área afectada en agua tibia y luego frote la zona afectada suavemente con una piedra pómez.
Limpie y seque sus manos y dedos de los pies.
Sumerja media rebanada de pan en vinagre blanco destilado (media taza).
Coloque el pan empapado sobre el área afectada y luego envuélvalo con un vendaje.
Déjelo encendido durante la noche.
Retire la venda a la mañana siguiente y luego aplique una loción humectante.
Se recomienda seguir todos los días por la noche hasta que los callos desaparezcan.

 6. Limón

Tanto la cáscara de limón como el jugo de limón son muy buenos para tratar los callos. Su naturaleza ácida ayudará a eliminar el callo muy rápidamente. Además, el limón también ayuda a aliviar la incomodidad. Para obtener resultados rápidos, puede usar limón de la siguiente manera.

La primera opción es colocar una pequeña porción de piel de limón sobre el área afectada. Coloque una venda alrededor de esta cáscara para mantenerla en su lugar. Manténgalo encendido durante la noche. Debe reemplazar la nueva piel a la mañana siguiente. Se sugiere seguir todos los días en unos días hasta que el callo se haya ido.
Otra opción es usar una bolita de algodón y luego sumergirla en jugo de limón recién exprimido. Junto a, aplicarlo en el área problemática. Protégelo con un vendaje y déjalo toda la noche. Es mejor que sigas todos los días hasta que obtengas los resultados deseables.
Si desea descubrir otros remedios caseros para los callos, ¡siga leyendo este escrito!

7.  Cebolla

Debido a sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, la cebolla es muy efectiva para curar callosidades

Para obtener resultados positivos, debe usarlo de la siguiente manera.

Espolvoree jugo de limón (unas gotas) y un poco de sal en una rodaja de cebolla gruesa. Luego coloque la rodaja de cebolla en el área problemática. Protégelo con cinta adhesiva y luego mantenlo en la noche. Se recomienda seguir todos los días durante una semana para deshacerse del callo con facilidad.