Remedios caseros para la clamidia

Remedios caseros para la clamidia

Los remedios caseros más eficaces   para la clamidia incluyen el uso de  extracto de  olivo,  ajo, frijoles, granos integrales, equinácea,  salvia,  cuajada,  palma enana americana, uña de gato y sello de oro. Si bien los antibióticos son la forma más segura de deshacerse de esta infección bacteriana, estos remedios caseros son especialmente útiles.

La infección por clamidia es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por una bacteria llamada Chlamydia trachomatis. Que infecta a las mujeres en el cuello del útero, el recto o la garganta, mientras que los hombres pueden contraer la clamidia en la uretra (el interior del pene), el recto o la garganta.

La mayoría de las mujeres con clamidia no presentan signos o síntomas de infección, por lo que se denomina “silenciosa”, pero afecta los órganos reproductivos, por lo que no debe dejarse sin tratar. Los hombres infectados también pueden no mostrar síntomas. Con el tiempo, pueden experimentar secreción, ardor al orinar y dolor o hinchazón en uno o ambos testículos.

Los remedios caseros más populares y respaldados científicamente y los tratamientos naturales se explican en mayor detalle a continuación.

Ajo

Aunque no se puede asociar esta especia picante   como un remedio para una enfermedad de transmisión sexual, el ajo es  uno de los  remedios más antiguos y más confiables para la clamidia. Los productos químicos fuertes contenidos en el ajo son antivirales, antibióticos y antibacterianos por naturaleza, lo que significa que comer consistentemente 1-2 dientes de ajo por día puede acelerar su recuperación.

Extracto de olivo

Este extracto específico puede usarse en muchas formas diferentes, como un polvo, una hoja, un extracto o un ungüento, pero los resultados son todos iguales. Ayuda a estimular su sistema inmunológico y también proporciona protección antibacteriana que acelera el   proceso de curación y  elimina  las bacterias. El ingrediente activo de la oleuropeína puede afectar directamente a las bacterias, por lo que este extracto se debe aplicar tópicamente en el área infectada.

Granos enteros

Alimentos  ricos en fibra a  menudo se han sugerido como la preferencia dietética para alguien que sufre de clamidia. Aunque el mecanismo de acción no se comprende completamente, los efectos naturalmente beneficiosos de la fibra en el cuerpo ayudan a acelerar la recuperación y el tratamiento.

Echinacea

Ya sea que lo consuma en forma de tinturas o cápsulas, la equinácea ha sido considerada durante mucho tiempo  como  un tónico corporal y un limpiador para la linfa en el cuerpo. También tiene fuertes efectos antibacterianos y antivirales, lo que lo convierte en un remedio maravilloso para la clamidia que tiene una amplia gama de otros efectos secundarios beneficiosos para el sistema inmune del cuerpo y la salud en general.

Salvia

Salvia es uno de los remedios caseros más potentes y confiables para la clamidia por generaciones. Simplemente muele las hojas de salvia y cocínelas al vapor como lo haría con cualquier otro tipo de  té. Después de una semana de beber este brebaje 2-3 veces al día, verá que los síntomas mejoran significativamente.