9 Remedios caseros para la gripe

ajo curativo

1. Sopa de pollo

La sopa de pollo puede no ser una panacea, pero es una gran opción cuando estás enfermo. La investigación sugiere que disfrutar de un plato de sopa de pollo con verduras, preparado a partir de cero o calentado de una lata, puede disminuir el movimiento de los neutrófilos en su cuerpo. Los neutrófilos son un tipo común de glóbulos blancos. Ayudan a proteger tu cuerpo de las infecciones. Cuando se mueven lentamente, se mantienen más concentrados en las áreas de su cuerpo que requieren más curación.

El estudio encontró que la sopa de pollo fue efectiva para reducir los síntomas de las infecciones de las vías respiratorias superiores en particular. La sopa baja en sodio también tiene un gran valor nutricional y te mantiene hidratado. Es una buena opción, sin importar cómo te sientas.

2. Jengibre

Los beneficios para la salud de la raíz de jengibre se han promocionado durante siglos, pero ahora tenemos pruebas científicas de sus propiedades curativas. Unas rodajas de raíz de jengibre crudo en agua hirviendo pueden ayudar a calmar la tos o el dolor de garganta. La investigación sugiere que también puede evitar las náuseas que con tanta frecuencia acompañan a la influenza. Por ejemplo, un estudio encontró que solo 1 gramo de jengibre puede “aliviar las náuseas clínicas de diversas causas”.

Tome un poco de té de jengibre en línea hoy y comience a sentir sus beneficios calmantes.

3. Miel

La miel tiene una variedad de propiedades antibacterianas y antimicrobianas. Beber miel en el té con limón puede aliviar el dolor de garganta. La investigación sugiere que la miel es un supresor de la tos efectivo, también. En un estudio, los investigadores encontraron que dar a los niños 10 gramos de miel a la hora de acostarse reduce la gravedad de los síntomas de tos. Según los informes, los niños durmieron más profundamente, lo que también ayuda a reducir los síntomas del resfriado.

Nunca le dé miel a un niño menor de 1 año, ya que a menudo contiene esporas de botulinum. Si bien, por lo general, son inofensivos para los niños mayores y los adultos, el sistema inmunológico de los bebés no los puede combatir.

Encuentra una variedad de miel en Amazon ahora.

4. Ajo

El ajo contiene el compuesto alicina, que puede tener propiedades antimicrobianas. Agregar un suplemento de ajo a su dieta puede reducir la gravedad de los síntomas del resfriado. Según algunas investigaciones, incluso podría ayudarlo a evitar enfermarse en primer lugar.

Se necesita más investigación sobre los posibles beneficios del ajo para combatir el frío. Mientras tanto, agregar más ajo a tu dieta probablemente no duela.

5. Echinacea

Los nativos americanos han usado la hierba y la raíz de la planta de equinácea para tratar infecciones durante más de 400 años. Sus ingredientes activos incluyen flavonoides, sustancias químicas que tienen muchos efectos terapéuticos en el cuerpo. Por ejemplo, los flavonoides pueden estimular su sistema inmunológico y reducir la inflamación.

La investigación sobre la eficacia de la hierba en la lucha contra el resfriado común y la gripe ha sido mixta. Pero una revisión sugiere que tomar equinácea puede reducir su riesgo de desarrollar el resfriado común en más del 50 por ciento. También puede reducir la duración de un resfriado. Si eres un adulto saludable, considera tomar de 1 a 2 gramos de raíz de equinácea o hierba como un té, tres veces al día, durante no más de una semana.

6. Vitamina C

La vitamina C juega un papel importante en su cuerpo y tiene muchos beneficios para la salud. Además de limas, naranjas, pomelos, verduras de hoja verde y otras frutas y verduras, los limones son una buena fuente de vitamina C. Agregar jugo de limón fresco al té caliente con miel puede reducir la flema cuando está enfermo. Beber limonada caliente o fría también puede ayudar.

Si bien estas bebidas pueden no resolver completamente el resfrío, pueden ayudarlo a obtener la vitamina C que su sistema inmunológico necesita. Obtener suficiente vitamina C puede aliviar las infecciones del tracto respiratorio superior y otras enfermedades.

7. Probióticos

Los probióticos son bacterias y levaduras “amigables” que se encuentran en su cuerpo, algunos alimentos y suplementos. Pueden ayudar a mantener su intestino y sistema inmune saludable, y las investigaciones indican que los probióticos pueden reducir sus probabilidades de enfermarse con una infección de las vías respiratorias superiores.

Para obtener una fuente deliciosa y nutritiva de bacterias útiles, incluya yogurt probiótico en su dieta. Además de sus beneficios potenciales para su sistema inmune, el yogur es un refrigerio saludable que proporciona mucha proteína y calcio. Busque productos que muestren bacterias vivas en la etiqueta.

8. Agua salada

Hacer gárgaras con agua salada puede ayudar a prevenir infecciones de las vías respiratorias superiores. También puede disminuir la gravedad de los síntomas del resfriado. Por ejemplo, puede aliviar el dolor de garganta y la congestión nasal.

Hacer gárgaras con agua salada reduce y afloja la mucosidad, que contiene bacterias y alérgenos. Para probar este remedio en casa, disuelva 1 cucharadita de sal en un vaso lleno de agua. Búscalo alrededor de tu boca y garganta. Luego escúpelo.

9. Pomada de untar

Es posible que no le guste el olor, pero algunos ungüentos tópicos pasados ​​de moda, como el roce con vapor, parecen reducir los síntomas del resfriado en niños mayores de 2 años. Solo una o dos aplicaciones antes de acostarse pueden ayudar a abrir los conductos de aire para combatir la congestión, reducir la tos y mejorar el sueño.