Remedios caseros para la pulmonia

pulmonia

1. Vinagre de sidra de manzana

Necesitará 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana 1 cucharadita de miel 1/2 vaso de agua tibia Lo que tienes que hacer Agregue el vinagre de sidra de manzana al agua tibia. A esto, agregue media cucharadita de miel y mezcle bien. Consumir esta mezcla durante todo el día. ¿Con qué frecuencia debe hacer esto? Haz esto una vez al día. Por qué esto funciona El vinagre de sidra de manzana exhibe propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antivirales y antifúngicas que pueden ayudar a combatir las bacterias y los virus que causan neumonía.

2. Ajo

Necesitará 3-4 dientes de ajo Lo que tienes que hacer  Puede masticar los dientes de ajo o agregarlos a su dieta. También puede aplastar los dientes de ajo y aplicar la pasta en el pecho. ¿Con qué frecuencia debe hacer esto? Haz esto una vez al día. Por qué esto funciona El ajo es uno de los mejores tratamientos naturales para la neumonía. Contiene un compuesto llamado alicina que exhibe propiedades antibacterianas y antifúngicas que ayudan a combatir la infección. También actúa como un expectorante y elimina la flema de los pulmones y la garganta.

3. Vitamina C

Una deficiencia de vitamina C puede aumentar sus posibilidades de ser afectado por la neumonía. La vitamina C (ácido ascórbico) es conocida por sus propiedades antioxidantes y también mejora las propiedades antibacterianas de otras sustancias. Estas propiedades lo hacen útil para tratar la neumonía y sus síntomas. Puede aumentar su ingesta de vitamina C ya sea a través de su dieta diaria o suplementos. Los alimentos como las frutas cítricas, los frutos secos y las verduras de hoja son fuentes ricas en vitamina C. Sin embargo, si planea tomar suplementos adicionales de vitamina C, se recomienda que consulte a su médico antes de hacerlo.

4. Aceites esenciales

Necesitará 2-3 gotas de aceite de menta 1 cucharadita de cualquier aceite transportador (aceite de oliva o de almendras) Lo que tienes que hacer Mezcle unas gotas de aceite de menta con un aceite transportador de su elección. Aplique esta mezcla a su pecho y espalda. ¿Con qué frecuencia debe hacer esto? Debe hacer esto una vez al día. Por qué esto funciona El aceite de menta exhibe propiedades antimicrobianas y analgésicas, que pueden ayudar a combatir la neumonía. También es un expectorante natural y puede ayudar a aliviar la congestión que a menudo acompaña a la infección. 2. Aceite de eucalipto  2. Ahorro de aceite de eucalipto shutterstock Necesitará 4-5 gotas de aceite de eucalipto Un tazón de agua caliente Lo que tienes que hacer Agregue unas gotas de aceite de eucalipto a un recipiente con agua caliente. Cúbrase la cabeza con una manta y dóblese sobre el recipiente. Inhale el vapor profundamente. ¿Con qué frecuencia debe hacer esto? Haz esto una vez al día para un alivio inmediato. 5. Cúrcuma  5. Cuarcita Guardar Shutterstock Necesitará 1 cucharadita de cúrcuma en polvo 1 vaso de leche caliente Lo que tienes que hacer Mezcle el polvo de cúrcuma en un vaso de leche caliente. Revuelva bien y consuma diariamente. ¿Con qué frecuencia debe hacer esto? Haz esto al menos una vez al día. Por qué esto funciona La cúrcuma contiene curcumina, un compuesto que exhibe propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, que puede ser eficaz contra las bacterias que causan neumonía. También actúa como un mucolítico, lo que significa que ayuda a expulsar el moco y el catarro de los conductos bronquiales, lo que facilita la respiración.

 6. Jengibre

Necesitará 1-2 pulgadas de jengibre 1 taza de agua caliente Miel (opcional) Lo que tienes que hacer Agregue el jengibre a una taza de agua caliente  y permita que se empape durante 5 a 10 minutos. Cuele y agregue miel al gusto. ¿Con qué frecuencia debe hacer esto? Bebe esto 2-3 veces al día. Por qué esto funciona El jengibre es otra hierba que puede ayudar a tratar la neumonía naturalmente. Con sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, el jengibre es capaz de combatir los microbios infecciosos que causan la neumonía

7. Jugos de vegetales

Muchos jugos de vegetales son capaces de aumentar su inmunidad y acelerar su recuperación de esta infección contagiosa. Los jugos extraídos de pepino, espinacas, zanahorias y remolachas no solo mejoran tu salud en general, sino que también combaten las bacterias y los virus que causan la neumonía.