Remedios caseros para las varices

remedios caseros para las varices

Se estima que las venas varicosas afectarán al 20 por ciento de todos los adultos en algún momento de su vida. Las venas torcidas y agrandadas con frecuencia pueden causar dolor, picazón y malestar. Los procedimientos médicos ahora están disponibles para tratar las venas varicosas, pero si desea evitar los procedimientos costosos, estos remedios caseros podrían ayudar.

Actividad física

La actividad física es un gran primer paso en el tratamiento domiciliario de las venas varicosas. Cuanto más te mueves, mejor circula tu sangre. La idea es ayudar a la sangre que se acumula en las venas dañadas a regresar al corazón.Es necesario darle actividad a todos los músculos de la pierna , isquiotibiales , pantorrillas , etc .

El ejercicio de bajo impacto que mejora el flujo sanguíneo puede ayudar a revertir las cualidades poco saludables de las venas varicosas. Nadar, caminar, andar en bicicleta, practicar yoga y estiramientos son beneficiosos, ya que hacen circular la sangre y ejercitan los músculos de la pantorrilla sin el peligro de lesiones físicas. El ejercicio moderado también puede ayudar con la presión arterial alta, uno de los factores de riesgo para la formación de venas varicosas.

Cambios dietéticos

Algunos alimentos pueden ayudar a mejorar la salud de las venas. Éstas incluyen:

Alimentos con fibra

La fibra dietética ayuda con la función intestinal saludable. Es especialmente importante comer fibra si tiende a tener estreñimiento. El esfuerzo físico utilizado para defecar puede crear una fuerte presión abdominal interna, que puede agravar las válvulas venosas dañadas.

Los alimentos ricos en fibra dietética que puede agregar a su dieta incluyen:

  • Alimentos integrales.
  • Semilla de lino.
  • Chícharos.
  • Brócoli.
  • Patatas dulces.

Alimentos con potasio

La deficiencia de potasio puede causar retención de agua. Esto aumenta el volumen de sangre en su cuerpo y crea una presión adicional en las válvulas de las venas.

Los alimentos ricos en potasio para agregar a su dieta incluyen:

  • Salmón.
  • Atún.
  • Judías blancas.
  • Calabaza de invierno.
  • Vegetales de hoja.
  • Hojas de remolacha.

Remedios de hierbas

Algunas hierbas medicinales pueden ayudar a aliviar los síntomas de las afecciones de las venas. Estos remedios herbales vienen en forma de suplementos orales o flebotónicos tópicos. Un estudio encontró que los rutósidos, Centella asiática y el extracto de semilla de uva pueden tener efectos beneficiosos sobre los síntomas de insuficiencia venosa crónica como hinchazón, calambres o piernas inquietas.

Rutosides

También conocido como rutina, este bioflavonoide se puede encontrar en una variedad de plantas, tales como:

  • Frutas cítricas
  • Alforfón
  • Manzanas
  • Hierba de San Juan
  • Gingko biloba

Rutin se considera un suplemento antioxidante, antiinflamatorio y antidiabético. También tiene beneficios vasculares. Puede fortalecer los vasos sanguíneos y capilares débiles que a menudo son precursores de las venas varicosas. Rutin se ha utilizado como un tratamiento para las arañas vasculares y las venas varicosas, así como para la hinchazón de las pantorrillas y los tobillos. Como un suplemento dietético, la rutina generalmente viene en tabletas o cápsulas.

Centella asiatica

También llamada Gotu kola, esta planta perenne es originaria de Asia. La investigación preclínica muestra que Centella asiática es efectiva en el fortalecimiento de las venas debilitadas. Esto ayuda a tratar la insuficiencia venosa. La hierba generalmente se toma en forma de tabletas, cápsulas y extractos líquidos. También se puede aplicar tópicamente como ungüento o crema. Esta hierba puede interactuar con medicamentos u otras hierbas. Se necesitan más estudios sobre su seguridad.